Hace algunos días se conmemoró el Día de la Prediabetes y Día Mundial de la Diabetes, y en Mom To Be comenzaron a preguntar mucho sobre ello y cómo influye en el tema de la fertilidad, para dar un poco de contexto, la diabetes es una de las afecciones metabólicas más comunes en la población mexicana, casi todos tenemos en la familia a alguien que la padece, y esto se debe a que tenemos una propensión genética a padecerla, aunado a los malos hábitos alimenticios y de cuidado personales, hace que la diabetes sea una de las enfermedades más frecuentes.

Al hablar de fertilidad, debemos entender que para que un ser humano sea concebido, es necesario un delicado equilibrio en la salud y funcionamiento orgánico del hombre y la mujer.

La diabetes, es un padecimiento metabólico que afecta el funcionamiento de todo el cuerpo; en la mujer, la resistencia a la insulina favorece alteraciones hormonales y de ovulación y suele estar relacionado con el Síndrome de Ovario Poliquístico, con lo cual, se afecta la capacidad de lograr un embarazo.

El tema de la obesidad (que frecuentemente está relacionada con la diabetes) juega un papel importante en el aspecto reproductivo. Como todas las células corporales, los óvulos también pueden sufrir de oxidación prematura con el padecimiento de la diabetes, con lo que su capacidad de ser fecundados o de dar como resultado un recién nacido vivo, disminuye con el padecimiento prolongado de la enfermedad. Afortunadamente, una mujer con diabetes tratada correctamente, tiene las mismas condiciones de fecundidad que cualquier mujer que no la padecen y pueden llevar un embarazo perfectamente saludable, siempre y cuando la atención del especialista en fertilidad sea en conjunto con el endocrinólogo. Por ello la importancia de acudir siempre con un biólogo de la reproducción.

En cuanto a los hombres que padecen diabetes y que no está bien controlada, pueden presentar daño testicular, con una disminución en la cantidad y calidad espermática, trastornos de la eyaculación y disfunción eréctil, esto debido a los cambios metabólicos o secundarios y a complicaciones vasculares o neuropatías asociadas, pero de igual forma, un adecuado control, disminuye la probabilidad de presentar estas alteraciones que pueden llevar a la infertilidad.

Las mujeres que han presentado dificultades reproductivas y padecen diabetes, son candidatas a cualquier tratamiento de reproducción asistida disponible (que el especialista les haya recomendado); sin embargo, hay que tener en cuenta que los tratamientos de medicina reproductiva, siempre involucrarán ciclos hormonales y en la mayoría de los casos, estimulación con medicamentos hormonales que aumentarán la producción de algunas hormonas y disminuirán la de otras, por lo que es importante que, antes de comenzar cualquiera de ellos, se ponga en manos del endocrinólogo, primero para asegurarse que su tratamiento funcionará correctamente, pero también para asegurarse de que estarán saludables durante el mismo.

De manera general, si estás tratando de lograr un embarazo y padeces diabetes, puedo hacer las siguientes recomendaciones:

  • Manténte en tu peso ideal o llega lo más cerca posible a éste
  • Monitorea tus niveles de glucosa y asegúrate que estén en los niveles que tu médico establezca como correctos, durante al menos 2 meses
  • Haz ejercicio físico ligero de manera regular
  • Toma asesoría nutricional y cuida tu dieta siguiendo las porciones indicadas
  • Acude con un biólogo de la reproducción y a la par con el endocrinólogo
  • Evita tabaco, alcohol y cualquier otro estimulante del sistema nervioso no indicado por tus médicos
  • Realiza de manera constante estudios que certifiquen que tu salud general es la correcta

No lo dudes, si tu salud está supervisada, puedes vivir un embarazo perfectamente saludable.

Gabriela Garcia

Presidenta y Fundadora de Pronanhi